Museo Histórico Provincial Marqués de Sobre Monte: un viaje al pasado

Fachada del Museo

Los que me conocen saben que nací, crecí y vivo en la ciudad de Córdoba Capital. Sin embargo, recién cuando ingresé a la Facultad a estudiar Turismo empecé a familiarizarme con la historia y los monumentos de mi ciudad. Hasta ese momento, era de las que pasaba frente a edificios como el Cabildo o la Catedral sin saber nada de sus orígenes o su legado. 

Hoy, con el título de Guía Nacional de Turismo en la mano, vengo a mostrarles una de las paradas imperdibles del centro histórico de mi ciudad: el Museo Histórico Provincial Marqués de Sobre Monte.

Fachada del Museo
Fachada del Museo

Sus orígenes:

En la esquina de Rosario de Santa Fe e Ituzaingó, en pleno centro de la Provincia de Córdoba, se encuentra el Museo Histórico Provincial Marqués de Sobre Monte. Esta casona es el único ejemplo de vivienda colonial que queda en pie y forma parte del patrimonio histórico-cultural de la provincia de Córdoba.

Sus orígenes se remontan al año 1752, cuando el comerciante español Juan Rodríguez inició las obras con el fin de construir una vivienda para alojar a su familia e instalar un almacén de ramos generales.

Años más tarde, y mientras desempeñaba su función de gobernador intendente de Córdoba del Tucumán, la vivienda fue alquilada por el Marqués de Sobre Monte Don Rafael Núñez, quien la habitó durante 14 años. El Marques de Sobre Monte fue un polémico personaje, cuya actuación durante las Invasiones Inglesas generó opiniones encontradas y contradictorias. No obstante, muchos historiadores consideran que su gestión fue brillante y que le imprimió a esta ciudad y provincia un toque moderno y progresista.

En el siglo XX el gobierno de Córdoba adquirió la propiedad y la convirtió en Museo Histórico Provincial. En 1941 la vivienda fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Sus tesoros

La Casa del Marqués es un importante testimonio del patrimonio cultural de la provincia de Córdoba y cuenta con una valiosa colección de arte colonial, imaginería e instrumentos musicales. En ella se pueden observar muchos elementos de estilo portugués y luso-brasileño, muebles victorianos e isabelinos, italianos y franceses, instrumentos musicales y una variada colección de obras de artistas plásticos.

La arquitectura de la vivienda, la carpintería de algarrobo y las rejas de hierro forjado nos “hablan” acerca del modo de vida, estilos, costumbres y prácticas de la época colonial. Si bien muy pocas de las piezas exhibidas son originales de la familia del Marqués, todas sirven para ilustrar cómo era la vida en el siglo XVIII.

Por ejemplo, la interesante colección de abanicos que se encuentra en una de las alcobas, nos deja ver la importancia de ese objeto en la época colonial. Las mujeres, especialmente las que pertenecían a clases altas, lo usaban no solo por el intenso calor del verano, sino porque vestían ropajes de moda en Europa que poco tenían que ver con el clima local.

La “Sala Masculina” es muy reveladora en cuanto a la vida social que llevaban los hombres de la familia: era un espacio amplio, iluminado, en donde los hombres se reunían a beber, conversar, jugar a las cartas y hacer negocios.

En contraste, tenemos las rancherías o habitaciones de los esclavos: unos ambientes minúsculos, mal iluminados y provistos solo con una cama y una silla. Estos espacios son el perfecto testimonio del duro estilo de vida que llevaban y de lo marcada que estaban las clases sociales en esa época.

De esta manera el museo no es solo un ejemplo arquitectónico de la vivienda colonial, sino que también da testimonio de las costumbres y estilos de vida de la época. Si bien el paso del tiempo apagó su esplendor colonial, la “Casa del Marques” sobrevive en medio del ajetreado y ruidoso centro de la ciudad. De pie en una de las esquinas más transitadas de Córdoba, emerge como un fiel testigo de las costumbres de su época.

Ingresar en ella y recorrer sus salas es cómo viajar en el tiempo y sumergirse en los hábitos y usanzas de una época que no volverá.

Todo aquel que quiera adentrarse en la rica historia de Córdoba debe visitarla.

Datos útiles:

  • Dirección: Rosario de Santa Fé 218, Centro de Córdoba
  • Horario de visitas: suspendidas momentáneamente como medida de precaución por el Conavirus (SARS-CoV-2) y en cumplimiento de las normativas de salud nacionales y provinciales referidas a la concentración de personas en lugares cerrados.​
Sobre Patricia Baigorria 214 artículos
🔊 Guía Nacional y Técnico en Turismo 🌐 Social Media Manager & Marketing Turístico 📝 Redactor SEO & Blogger de Viajes 🙋‍♀️ Agente de Viajes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario