San José de la Dormida: un pueblo con encanto en el norte Cordobés

Anuncios

No es el destino más popular ni el más visitado de Córdoba. Quizá ni siquiera escuchaste su nombre antes, pero este pueblo guarda en su interior memorias de los antepasados indígenas, yacimientos arqueológicos, postas coloniales y atractivos naturales. En esta entrada te invito a conocer San José de la Dormida, un pueblo con encanto en el norte cordobés.

La historia de San José de la Dormida comienza mucho antes de la llegada de los españoles a nuestros territorios. Por aquel entonces estas tierras habían sido bautizadas por los pobladores originarios con el nombre de “Chipitín”, que significa “Hombre del río”.

Con la llegada del conquistador, estas comunidades originarias fueron transformándose a medida que se forjaba el Camino Real, nombre con el que se conoce al tramo que por aquel entonces vinculaba el Alto Perú con el Virreinato del Río de La Plata.

Mercancías, minerales y correo para la Corona Española iban y venían por este camino y el intenso tránsito demandó la construcción de postas, iglesias, estancias y pequeños caseríos con corrales en donde viajeros, tropas y comerciantes pasaban la noche.

Así “Chipitín” pasó a llamarse “La Dormida del Alto”, haciendo clara referencia a la función que cumplía este territorio: lugar de pernocte para los transeúntes, quienes hacían recambio de la caballada, descansaban y reponían fuerzas para luego continuar con su viaje.

De esta manera, y una vez regulado el servicio de postas, “La Dormida del Alto” pasó a formar parte del sistema de caminería hispánica junto con Totoral, Las Peñas, Simbolar, Rayo Cortado y Río Seco.

Es recién en el año 1857 cuando se funda esta ciudad y estas tierras pasan a llamarse oficialmente “San José de la Dormida”, en homenaje a su patrono. Hoy en día se puede revivir parte de la historia de “La Dormida”, a través de su museo, su plaza y sus casas antiguas, la mayoría pertenecientes a las familias de la alta sociedad.

Una esquina cualquiera

Cómo llegar:

Se puede llegar a esta localidad a través de la ruta nacional Nº 9 y la provincial Nº 16. Desde la terminal terrestre de Córdoba, salen diariamente colectivos que luego de dos horas de viaje te dejan a la entrada del pueblo.

A escasos metros de la diminuta terminal terrestre de La Dormida, nos encontramos con la Plaza San Martín, un excelente punto de partida para recorrer esta pequeña ciudad.

Terminal Local de buses

Qué hacer en San José de la Dormida:

La plaza no solo es el punto de encuentro de los lugareños,  sino que también es el lugar en donde se celebra cada nuevo aniversario de la ciudad o se realizan eventos deportivos como la “Marcha cicloturística por el Camino Real”.

Frente a la plaza central se encuentra la antigua Parroquia San José, que se comenzó a construir en 1878 y  que fue bendecida por el Santo Obispo Fray Mamerto Esquiú en marzo de 1882.

La Plaza Principal

Muy cerquita, en la Plazoleta Intendente Juan Mondino, nos encontramos con los “Morteritos”, herramientas hechas de piedras que eran utilizadas para la molienda de los granos que cultivaban los pueblos originarios. En esa plaza también podemos observar muchas especies arbóreas autóctonas.

Una de las arterias principales de esta localidad es la Avenida Juan Domingo Perón, en la cual encontramos la mayoría de los locales comerciales de la zona. En la época colonial, esta avenida formaba  parte del trayecto original del antiguo Camino Real al Alto Perú.

Los morteritos

Sobre dicha avenida se encuentra el Aguaribay histórico, árbol centenario que brindara sombra y sirviera de descanso a todos aquellos que transitaban por esta zona.

Una forma de conocer y apreciar el testimonio de las culturas nativas que habitaban el norte cordobés es visitar el Museo Regional Sanavirón, ubicado en una vieja casona construida en la década de 1880.

Este museo presenta tres colecciones llamadas arqueología, criollos y modernidad, que recorren todas las etapas vividas por este pueblo. Así podemos apreciar piezas del pasado aborigen como los morteros y las herramientas de trabajo, colecciones de la etapa gauchesca y objetos que pertenecieron a la última familia que habitó la casona como una máquina de escribir o un tocadiscos.

El museo está abierto de martes a domingos de 9:00 a 13:00 y de 16:00 a 20:00 y la entrada es libre y gratuita. Visitarlo es una buena manera de acercarse al legado aborigen que aún persiste en esta bella ciudad.

Datos útiles:

  • Museo regional Sanavirón: Gilma Ariza esquina Hipólito Yrigoyen / Horarios de atención: Martes a domingos de 9 a 13 y de 16 a 20. Lunes cerrado / Entrada libre y gratuita.
  • Empresas que viajan a San José de la Dormida: Ciudad de Córdoba ($65), Fonobus ($80)
-30.356674-63.945435
Sobre Patricia Baigorria 215 artículos
🔊 Guía Nacional y Técnico en Turismo 🌐 Social Media Manager & Marketing Turístico 📝 Redactor SEO & Blogger de Viajes 🙋‍♀️ Agente de Viajes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario