Misterios y fantasmas del Gran Hotel Viena en Miramar

Anuncios

A los pies de la renovada costanera de Miramar, se levanta este viejo y tenebroso edificio que años atrás estuviera vinculado al nacionalsocialismo alemán y que fuera catalogado por el programa de TV estadounidense “Ghost Hunters International” como el de mayor actividad paranormal de toda Latinoamérica.

Repleto de mitos y leyendas, una de las cuales asegura que el mismísimo Adolf Hitler se hospedó allí, el Gran Hotel Viena de Miramar atrae a miles de visitantes cada año. Si bien la familia del antiguo dueño niega la supuesta vinculación con el nacionalsocialismo alemán, hay muchos elementos que indican que varios jerarcas nazis venían a descansar a este lujoso complejo.

El colosal hotel, propiedad de  la familia Pahlke, ocupó los terrenos de la vieja Pensión Alemana y en pocos años se convirtió en un establecimiento de lujo con más de 80 habitaciones que disponían de comodidades y servicios absolutamente adelantados para esa época en el lugar.

Sucursal bancaria propia, pabellones termalizados, surtidores de combustibles para uso exclusivo de los pasajeros, vajilla de loza inglesa y hasta paredes forradas de mármol de Carrara eran solo algunas de las excentricidades que el Viena le ofrecía a su selecta clientela.

Al recorrerlo hoy en día, cuesta imaginar que este lúgubre y corroído edificio haya sido tiempo atrás uno de los hoteles más fastuosos de toda la Argentina. ​

La historia oficial cuenta que la familia Pahlke eligió Miramar para vivir, ya que estaban al tanto de las propiedades curativas de las aguas de la laguna. Miramar era por aquel entonces famosa por sus barros terapéuticos y ellos pensaron que este entorno sería beneficioso para sus hijos que sufrían de asma y psoriasis.

No obstante, las historias que relacionan al hotel con el nazismo estuvieron siempre presente en boca de todos los vecinos de Miramar. El origen germano de sus primeros dueños, el estilo racionalista alemán de la construcción y el cuidado con el que se preservaba la intimidad de los visitantes que se hospedaban en ese lugar no hicieron más que alimentar aquellas teorías que persisten al día de hoy.

Otro de los mitos que sobrevuela al Hotel Viena es el que asegura que en el edificio se producen actividades paranormales. Son archiconocidas las historias de fantasmas y los supuestos episodios sobrenaturales que ocurren sobretodo en la habitación 106, sin dudas la más tenebrosa de las habitaciones.

Algunos visitantes aseguran haber visto en dicha habitación la figura de una persona de edad, que bien podría ser el antiguo jefe de Seguridad del hotel. Martín Kruegger, tal es el nombre, era un alemán de estrecha confianza de la familia Palhke que quedó a cargo del hotel cuando este cerró temporalmente y que luego muriera misteriosamente.

Una leyenda señala que fue envenenado, pero la realidad es que no hubo autopsia y el cuerpo fue enterrado en el cementerio de la vecina localidad de Balnearia.

Más allá de creer o no en este tipo de fenómenos, lo cierto es que el aire fantasmal propio de una arquitectura en ruinas, sumado a las viejas y solitarias camas de formato hospitalario y a la imagen desolada del paisaje exterior, transportan a cualquier visitante al escenario de una película de terror o de actividades paranormales.

¿Te animarías a visitarlo?

Datos Útiles:

Gran Hotel Viena: Liniers 138 – Miramar, Córdoba, Argentina.

Valor de la Entrada: Mayores $75 / Menores (5 a 10 años) $20

Teléfono: 03563 43-0648

Horarios de las visitas: consultar en su facebook los horarios actualizados.

Sobre Patricia Baigorria 214 artículos
🔊 Guía Nacional y Técnico en Turismo 🌐 Social Media Manager & Marketing Turístico 📝 Redactor SEO & Blogger de Viajes 🙋‍♀️ Agente de Viajes

2 comentarios

Deja un comentario